La Búsqueda es con las Víctimas

La Búsqueda es con las Víctimas, proyecto “construcción de paz en magdalena

Recomendaciones

Este proyecto permitió formular 6 importantes recomendaciones a diversas instituciones del Estado colombiano para garantizar la participación de las familias en los procesos de búsqueda de sus seres queridos desaparecidos.

Los conversatorios adelantados con las familias participantes del proyecto sirvieron como espacios de capacitación acerca de la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas -UBPD-; y también como espacios de discusión a través de los que se recogieron sus experiencias relacionadas con el proceso de búsqueda de las víctimas.

A partir del intercambio de sentires y percepciones de los familiares de las víctimas sobre este tema, surgen las siguientes recomendaciones para llamar la atención sobre el manejo de los casos de desaparición forzada, la interlocución entre las instituciones y las familias, y la participación de éstas en cada una de las fases.

  • Es necesario que las instituciones se desliguen del trabajo plenamente operativo y administrativo en sus sedes y realicen visitas periódicas a los familiares en aras de mantenerlos informados sobre los procesos, bien sea que haya o no resultados positivos. En la medida que la familia está informada, sus propias condiciones, en términos, psicosociales, mejoran y adicionalmente, se contribuye a la reconstrucción de la confianza dentro de la comunidad.
  • Si bien actualmente existe el portal web de consultas públicas de la red de desaparecidos y cadáveres SIRDEC, que ofrece información relevante sobre seguimiento de casos; debe pensarse en una alternativa distinta para hacer llegar este tipo de información a los familiares. Una alternativa en consonancia con la realidad de las familias, pues se trata de personas que hacen parte del mundo rural, donde el acceso a la tecnología es básico y en la mayoría de casos, inexistente.
  • Se requiere una campaña de explicación exhaustiva sobre los alcances de la UBPD en las comunidades para que se equilibren las expectativas y se deje en claro la naturaleza humanitaria y extrajudicial de sus actuaciones.
  • La participación de las víctimas dentro de la UBPD debe considerarse desde las primeras fases de planeación de búsqueda y recuperación de cuerpos. Las familias tienen información valiosa que puede ayudar a orientar las estrategias de búsqueda y, además, conocen el territorio. Deben ser escuchadas para la toma de decisiones y resolver con ellas el nivel de participación y cooperación que tendrán dentro del proceso; considerando, en este sentido, que muchas familias han emprendido la búsqueda de sus seres queridos desde antes, incluso poniendo en riesgo su integridad.
  • Para las familias que deseen hacer parte de las diligencias de exhumación, se deben prestar las garantías necesarias para disminuir la percepción de peligro e inseguridad. En este punto, conviene evaluar si la presencia de las fuerzas militares contribuye a disminuir esa percepción o, por el contrario, la aumentan. Según esta evaluación, estudiar otras posibilidades que permitan brindar seguridad a las familias sin causarles una afectación mayor.
  • Deben desarrollarse estrategias de acompañamiento psicosocial específicas para: a) Las familias que aún no han tramitado sus duelos en los casos en que se ha confirmado la muerte de la persona desaparecida, b) Las familias que conocen que el sitio de disposición del cuerpo es un escenario complejo y quieren participar dentro del proceso de búsqueda y recuperación del mismo, c) Las familias que pertenecen a pueblos indígenas que tienen concepciones particulares sobre la vida, la pérdida y la muerte ; y d) Las familias que en general nunca han tenido una orientación frente al manejo de la ausencia de su ser querido.